1992-2022. Lola Díaz y José Ángel Ruiz dedican toda una vida a la fabricación artesanal de cerámica en Málaga

Este año Alfajar celebra su 30 Aniversario, pero toda historia tiene un comienzo, y la nuestra empezó a mediados de los 70 en Sevilla, cuando se conocen José Ángel Ruiz, un estudiante orensano de Bellas Artes, y Lola Díaz, una sevillana que estudiaba Artes y Oficios mientras trabajaba como delineante naval.

Alfajar celebra su 30 Aniversario en 2022

José Ángel se dedicó a la Educación, aprobó oposiciones de profesor de Secundaria y tras unos años en Galicia, en 1984 pidió traslado a Málaga. Al llegar a Málaga, Lola, su mujer, convalidó los estudios para terminar Artes y Oficios en la especialidad de cerámica y puso un pequeño taller.

El primer taller en el polígono El Viso en Málaga

A comienzos de los años 90 se produjo el salto definitivo de la pareja, que en aquellos años se consolidaba como una familia de ceramistas, ya que sus dos hijas Diana y Paula crecieron con ellos compartiendo esa pasión por el arte y la artesanía que las ha llevado en la actualidad a ser una parte activa importante de esta empresa.

Nuestra tienda siempre en Calle Císter en pleno centro de Málaga

Comprometidos con el comercio local y con crear un tejido cultural en la ciudad, nuestra tienda siempre ha estado situada en Calle Císter, junto a la Catedral de Málaga. Esto nos ha permitido un marco incomparable para dar a conocer nuestra producción y la de nuestros proveedores. Pero también hemos consolidado en los últimos años Alfajar Sala, un espacio para dar a conocer el arte y la artesanía en diferentes soportes y formatos, creando un vínculo entre artistas y visitantes.

El taller actual en Alhaurín de la Torre

A pesar de las diferentes crisis y situaciones desfavorables que hemos vivido en los últimos años, siempre hemos tenido un gran compromiso con nuestra labor que nos ha hecho seguir adelante. La incorporación de Paula y Diana a la empresa familiar en los últimos años ha fortalecido y consolidado nuestro proyecto. La curiosidad y las ganas de seguir creando, investigando y probando nuevas tecnologías o soportes para desarrollar nuestra labor es ya una característica propia de la marca Alfajar.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Paula Ruiz